Terapias combinadas para el crecimiento personal.

Nuestro cometido

Acompañarte hasta tu mejor versión.

ZenSity - Terapias combinadas para el crecimiento personal

Rubén García comienza de forma casual y espontánea a realizar hipnosis a sus 18 años.

Desde ese momento comienza a explorar a fondo dicho campo, y complementa sus propias investigaciones con nuevos estudios y formación en otras disciplinas como la psicología, la programación neurolingüistica (PNL), la biodescodificación, constelaciones familiares...

Rubén García Mateo - Coach holístico - Terapias - Hipnosis - Constelaciones
Rubén García Mateo
Coach Holístico y creador de ZenSity

Actualmente gracias a su experiencia, formación y capacidad para intuir los conflictos más profundos de las personas, combina diversas técnicas y conocimientos con la intención de acompañarlas en su proceso, a explorarse a si mismas e identificar los bloqueos que le impiden sentirse realizada, cumplir sus metas, conocer su propósito existencial y tomar las riendas de su vida.

Con gran empatía, consciencia e incluso sentido del humor, hace que las sesiones de terapia sean cómodas y afables.

Premisas generales

Lo que nos sucede nos habla de nosotros.

Entender que todo aquello que ocurre en el exterior tiene que ver con nosotros y no sucede por casualidad, es algo que debemos comenzar a asumir. Todas las circunstancias de la vida y la interpretación que hacemos de ellas, ponen de manifiesto nuestros miedos, creencias, anhelos o cuestiones que debemos trascender. Por tanto, todo suceso nos brinda una oportunidad de cambio; en ocasiones no nos damos cuenta, y otras veces nos negamos a verlo.

Es por esto que todo sufrimiento deviene de una interpretación errónea de las cosas, pero frecuentemente nos resulta más cómodo no asumir nuestra responsabilidad al respecto, y no darnos cuenta de que lo que sucede nos habla, y tiene un mensaje para nosotros. Solemos preguntarnos "¿por qué me sucede esto?" asumiendo un rol de víctima, en lugar de "¿para qué me sucede esto?", pregunta, que planteada de ese modo nos conduce a nuestro interior y nos invita a cambiar y a empoderarnos de nosotros mismos.

En base a esto, y más allá de las cuestiones metafísicas, la relación entre lo que experimentamos del exterior y nuestro interior guarda una relación lógica entre sí, y es que lo que pensamos y sentimos va estrechamente ligado:
nuestras creencias determinan nuestros pensamientos, nuestros pensamientos nuestras emociones, nuestras emociones nuestras palabras, nuestras palabras nuestras acciones, y nuestras acciones nuestros hábitos y costrumbres, lo que desencadena las circunstancias que vivimos y nuestras experiencias (sobre las que generamos de nuevo, un pensamiento o interpretación al respecto).

Este es el bucle que forja nuestro carácter y personalidad:
Pensamiento > Emoción > Palabras > Acciones > Costumbres > Circunstancias

Otro aspecto importante para entender la finalidad de las terapias de crecimiento personal, es el hecho de que todo lo que no se expresa, se queda dentro, por lo que una experiencia dolorosa o traumática que no hemos sido capaces de afrontar, por ejemplo en la niñez, y lo que sentimos en aquel momento, tiende a quedarse "atrapado" aunque nuestra parte racional del cerebro trate de encajarlo o explicarlo de forma racional.

Por ejemplo, una persona que ha sido maltratada de pequeña por sus padres, seguramente sintió desconsuelo, que no la querían, sentimiento de inferioridad, lo que pudo llevarla a sentir ira, rabia, frustración... y esas emociones quedaron ahí, condicionando su modo de actuar insconscientemente, haciendo que después en la vida, bajo circunstancias que le hacen sentir emociones similares, tenga reacciones desproporcionadas y reviva internamente el pasado, aun sin ser consciente. Y pese a que su mente racional pueda decirle "mis padres actuaron así porque los educaron así, y no tienen la culpa", eso no libera ni sana lo ocurrido.

Esta es la razón, por la que contar con un terapeuta que domine estos campos bajo diversas metodologías, es importante y liberador, pues en ocasiones una sola práctica de hipnósis o constelación familiar, puede equivaler a varias sesiones de psicología estrictamente convencional.

Por otra parte, somos conscientes ya en estos tiempos, de que no solo somos un cuerpo, sino que nuestro ser se manifiesta y expresa bajo diferentes dimensiones o aspectos: cuerpo físico, mental, emocional, espiritual... Y abordar un problema atendiendo únicamente a los efectos físicos no solamente es limitante, sino carente de sentido, ya que todos esos aspectos van intrínsecamente relacionados y se afectan entre sí de forma holística.

"Ser uno mismo es ser coherente entre lo que se piensa, se dice y se hace."

Hipnosis

Descubre que parte de ti toma las decisiones,
recuerda, desbloquea... sé consciente.

La hipnosis no es lo que nos han mostrado en ocasiones en shows televisivos. La hipnosis es el proceso por el cual se induce a una persona a una relajación profunda, hasta alcanzar un estado de trance.

Los estados de trance son estados naturales a los que muchas veces accedemos sin darnos cuenta. Cuando conducimos de forma automática mientras pensamos en otra cosa estamos bajo cierto estado de trance, al igual que cuando vemos una película y nos adentramos totalmente en la historia, cuando nos dejamos llevar por la música o meditamos por ejemplo.

Cuando estamos despiertos nuestra mente suele estar en estado de alerta, atentos a lo que está sucediendo o estamos haciendo. Sin embargo, cuando entramos en cierto estado de trance nuestro pulso se ralentiza, y nuestra actividad cerebral y mental también disminuye sus ciclos. Algo similar ocurre cuando dormimos, con la diferencia de que durante el sueño profundo normalmente no somos conscientes.

Al acompañar a la persona hasta un estado profundo de trance, pero con plena consciencia, se la puede guiar para que acceda a las zonas más profundas de su inconsciente y todo su ser, lo que permite recordar vivencias olvidadas, identificar los miedos que la hacen tomar decisiones equivocadas o frenan su vida, repetir patrones de comportamiento e incluso descubrir cuales son realmente sus anhelos y propósito existencial.

Constelaciones

Ver escenificada tu vida y tus emociones.

En ocasiones adoptamos formas de pensar o actuar que no son del todo nuestras, sino que han sido aprendidas o se han ido transmitiendo durante todo el árbol familiar, lo que puede llevarnos a repetir conductas, patrones... o atraer situaciones que no siempre son beneficiosas, condicionando nuestras relaciones personales, situaciones laborales, económicas, etc...

La mayoría de personas creen que deciden conscientemente lo que quieren, pero no es cierto, las personas siempre actuamos en base a lo que hay en nuestro inconsciente, lo cual está determinado por experiencias pasadas y creencias forjadas por nosotros mismos o nuestro entorno. Por este motivo, en ocasiones repetimos una y otra vez patrones, situaciones similares o damos con el mismo tipo de personas, sin saber exactamente, que es lo que nos bloquea para que las cosas se den por fin de otra manera.

La constelación nos permite ver plasmado físicamente lo hay hay en nuestro inconsciente, y como actuarían las personas y circunstancias de alrededor dependiendo de las decisiones que tomemos y cambios que realicemos.

Testimonios

Estas son algunas de las opiniones y experiencias vividas en terapia. Gracias a tod@s :)

Natalia V.
Martes, 4 de Agosto de 2015

No entendía por qué no soportaba a mi madre, todo de ella me irritaba cada vez que la veía.

Gracias a una regresión pude revivir un episodio de mi vida, que yo recordaba como un accidente, y que realmente fué un intento de suicidio por parte de mi madre. Jamás se lo había perdonado.

La regresión me ayudó a percibir lo que ella sentía, y después pude abordar una conversación con ella, en la que nos perdonamos, lloramos y nos dijimos lo mucho que nos queremos.

Gracias Rubén, por haber cambiado totalmente mi relación con ella, de no ser así, hubiera pasado toda la vida sin saber que no la había perdonado.

Zaida R.
Jueves, 25 de Junio de 2020

Gracias Rubén, por ayudarme a ver claro mi futuro profesional, y descubrir los miedos que me frenaban para decidirme a dedicarme a lo que realmente quería.

Ha sido una experiencia divertida ir a terapia con Rubén, el ejercicio de constelación ha sido muy curioso y revelador, y el de las zonas en el suelo me ha hecho ver como me sentía según cada decisión a tomar. Muy divertido y útil.

Sara R.
Lunes, 6 de Julio de 2020

No entendía por qué ya no sonreía ni por qué no me permitía ser feliz. Gracias a la hipnosis pude revivir algo que ya no recordaba: cuando yo era pequeña y murió mi abuela fue un enorme shock, y le prometí en su lecho de muerte que jamás volvería a sonreír por amor a ella.

En la regresión pude percibirla, y me decía que lo único que quería era verme feliz, que no fuese estúpida y rompiera esa promesa.

Cuando desperté no podía parar de sonreír y llorar de felicidad. Una experiencia increíble!!!

Lourdes T.
Miércoles, 24 de Junio de 2020

La regresión me hizo ver lo poco que me valoraba, y de donde venían mis inseguridades. Gracias a la terapia y a las recomendaciones que me dió Rubén para el día a día me siento mucho mejor, y me atrevo a tomar decisiones pensando en mi.

Me dió una buena receta emocional para mi rutina diaria.

Miriam G.
Domingo, 17 de Septiembre de 2017

Mi padre murió cuando era muy pequeña, y me sentía culpable por no poder recordarle. Solo sabía quien era por las fotos, pero gracias a la regresión pude verlo y revivir hasta mis primeros cumpleaños como si estuviese allí en ese momento.

Eso significó muchísimo para mi, me he quitado un gran peso de encima, y además mis problemas de diabetes han mejorado notablemente.

Nerea M.
Miércoles, 23 de Septiembre de 2020

Mi problema es que siempre surgía algo para no poder independizarme y salir de casa de mis padres.

Pensaba que se debía a circunstancias externas, pero gracias a la terapia me di cuenta de que todavía seguía esperando la aceptación de mis padres, que mi madre dejara de juzgarme y que mi padre me diera apoyo y amor.

Ahora me he dado cuenta de que tengo que crecer como mujer, atreverme a ser yo misma sin importarme su opinión, porque yo soy la dueña de mi vida, y no puedo cambiarlos a ellos.

Ahora me veo más preparada, y parece que todo se pone de cara para poder dar el paso.